La empresa

« La salud, el medio ambiente y la inocuidad alimentaria: mis prioridades absolutas »

« Mi pasión por la naturaleza proviene desde que era muy jóven, cuando pasaba mis vacaciones en la propiedad de mi abuelo, un antíguo sub-director de Haras Nationaux, criador de ovejas y de vacas. Es por éste lazo “natural” hacia la tierra que he orientado mis estudios hacia la agronomía. En los años 1970, jóven estudiante y apto de la “Naturaleza y Progreso” parto hacia una aventura. Todo inicia en una pasantía “baba cool” de alfarero en Rouergue. Continúa en Kiev, en el congreso internacional de crianza, en presencia de Interagra y del célebre Jean-Baptiste Doumeng. Esta aventura se prolonga en el Dorset, al sur de Inglaterra, donde trabajo como practicante de una granja de crianza y realizo una tésis acerca de los cruces de raza leche/carne. Finalmente, paso dos años en el Instituto Agronómico de Sidi Bel Abbes, en Algéria, donde imparto clases dentro de mi cuadro voluntariado al Servicio Nacional Activo. A los 24 años, enriquecido de estas experiencias, recupero una propiedad familiar de 240 hectáreas en Bourgogne y me convierto en agricultor ganadero. Seguido de un período de cinco años de trabajo intenso para restablecer el funcionamiento de la granja... Hasta el día que el destino y las circunstancias de la vida me llevan a reencontrar el mundo de la empresa, retomando la sociedad LCB con mi hermano. Encargado de la dirección comercial, descubro entonces la industria agro-alimentaria, particularmente el dominio de la quesería… seguido de los ciclos de formación del ICI y del CPA, en Paris. En el 2000, año marcado por la aparición de la reglementación Biocida Europea, comprendo la importancia y los retos de la inocuidad alimentaria y decido hacer de LCB un modelo de excelencia en la materia. Eventualidades personales trastornan entonces mi vida y me llevan a revisar mi sistema de valores y mis prioridades. En el 2009, me reúno con Bill Drayton, fundador de ASHOKA. Me comprometo a continuación con esta fundación y así mismo con ASN (ASHOKA Support Network) quien me inicia al empresariado social, a través de proyectos simples. Esta experiencia me conduce a revisar mi “business model” y a considerar, más que nunca, la salud, el medio ambiente y la inocuidad alimentaria, así como mis prioridades y las de la empresa. A tal punto que en el 2012, nuestra identidad evoluciona. Convirtiéndonos en “LCB Food Safety”, con el fin de afirmar fuertemente este compromiso."

Patrick de la Chesnais, LCB food safety

2013 LCB. Todos los derechos reservados. Condiciones de uso y privacidad / actualización